Juguete de amor

Ese día decidisteis jugar.

Lo que no sabíais es que sería el comienzo de algo nuevo.
El vicio como forma de comunicación.
Habíais creado un ambiente de confianza y perversión que os alentaba a probar de todo.
Llevábais dias sin veros, haciendo las ganas, guardando monedas en la hucha del deseo.
Y llegó el momento, ese instante en donde vuestros ojos volvieron a clavarse los unos en los otros.
Fulgor.
Temperatura en ascenso en vuestro cuerpo al primer contacto.
Suave caricia que navega bajo la ropa.
Cerca, muy cerca.
Sentís como se aceleran los corazones  y las ganas.
Fuera ropa y fuera prejuicios.
No hay nada más sincero que vuestros cuerpos desnudos.
Ni nada mejor que hablaros con la lengua cuerpo a cuerpo.
Humedeciendo vuestros seres con saliva, saciando el hambre acumulada.
Pequeños mordiscos.
Tambores de guerra resuenan, se avecina la batalla.
Caballos desbocados vuestros cuerpos.
Ya unidos en un solo ser.
Arriba y abajo al unísono.
Melodía excitante  de placer.
Queda sólo un segundo para estallar.
Se acaba la guerra, no hay vencidos.
Sólo cuerpos fundidos.
Sudados,
dados al placer carnal.
Siendo uno para el otro.
Siendo juguete de amor vital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s