Puñales

Pequeños puñales se clavan en una espalda acostumbrada a cargar todo el peso de las consciencias.

Espada de Damocles que empuja para que caiga del lado siempre erróneo.

Balanza desequilibrada por tus actos, vandálicos a veces, interesados otras tantas.

Ruido de tambores lejanos anuncian venganza. Gota que ha colmado el vaso de una vez por todas.

Toca tomar cartas en el asunto, parar tus pies de una vez y no dejarte escapar.

Iniciar una guerra, quizás perdida pero necesaria.

Batalla de amor propio ante quien sólo ha sabido pisotear un ego ya de por sí dañado.

Toca pelear por uno mismo, toca sufrir, llorar y seguramente sangrar por dentro.

Toca sacar al Fénix que llevo dentro.

Anuncios

Matemática

Pura matemática.

Mis miedos son proporcionales a tus días.

No es más que una ecuación elemental.

Si no veo tu sonrisa, mi desgracia tiende a infinito.

Es como una simple suma.

Tú, más yo, igual a felicidad.

Todo me resta si no es a tu lado.

Se multiplica mi tristeza si no te toco.

Es pura matemática lo que siento.

Lloro recuerdos

Lloro recuerdos.

No puedo decir nada más que que te echo de menos.

Pasan los días sin vernos.

Y aun sacudes mis cimientos.

Añoro besos.

No puedo sentir otros labios como los tuyos.

Carnosos y sinceros.

Todavía odio aquel día en que se llenaron de peros.

Pienso abrazos.

Lecho que ya no me aguarda.

Sábanas que no me dan guerra.

Mentira tras mentira que aún me creo.

Siento amor.

Puñales en forma de sentimientos,

heridas que supuran muy adentro

y no me dejan avanzar sin lamento.

Escucho sexo.

Olores que todavía habitan mi cama.

Que se pegan a un cuerpo desnudo que sólo sabe sufrir.

Que pasa noches en vela por miedo a vivir.

Sueño cicatrices.

Pesadillas reales que duelen como si fuera hoy.

Como si nunca hubiera un te quiero.

Como si jamás existiera lo nuestro .

Así soy

Como con las manos y saludo con la cabeza.

No muestro mis sentimientos a todo el mundo, pero si entras en mi, los tendrás para siempre.

Canto en la ducha, bastante mal, por cierto. Siempre ando a prisas.

Tengo falta de memoria, que no de interés.

Me declaro fan de la soledad y adicto de tus brazos.

Me puede la vagancia aunque me dejo la piel en cada proyecto.

La cerveza fría y el corazón caliente.

Sírvame una más por favor que tenemos que brindar por los que ya no están.

Tengo muchos noes para acabar diciendo si.

Borde, dicotómico y cambiante pero siempre con honestidad.

Intuitivo, inteligente, pero sólo por dentro. Pierdo el norte con facilidad pero lo encuentro, es mi casa.

Tiendo mi mano siempre que haga falta aunque no seas de mi agrado. No espero que hagas lo mismo.

Soñador empedernido busca cama para dormir y cumplir sus realidades.

Atención, se busca, es peligroso cuando se enfada. Se recompensará a quien lo entienda.

De humor malo y sarcasmo fácil. De seria sonrisa y más bien poco gracioso.

Primo, hijo, hermano, amante y amigo.

Todo lo que quiero lo consigo.

Y no, no es una amenaza, es un aviso.

Voy a por ti, mi objetivo.

Pequeña Fénix 2

Coge mi mano y sal de ahí.

La oscuridad nunca te ha sentado muy bien.

Coge mi mano y vuelve a esos días de vino y rosas.

De orgasmos y risas.

Deja tu lado oscuro y ennoblece nuestras almas con esa luz que desprendes.

Fíalo todo a una carta marcada y juega de nuevo está partida.

Sabes que perderás una y otra vez … sabes que te levantarás otras tantas.

Coge mi mano y muéstrame el camino del perder. Guíame allí para no volver.

Sigue mi estela, pequeña Fénix y remonta el vuelo hasta chocar una vez más con el sol de tu sonrisa.

Pierde, arrastrate y llora. Resurge con fuerza y retorna al fuego que llevas desde las cenizas de tu alma pura.

Coge mi mano y aletea con fuerza, llama al viento del norte para que vuelva a ser testigo de tu nacimiento.

Vuela alto pequeña Fénix, una vez más.

¿ Quién lloraría por ti?

Si mañana me tirarse de un rascacielos,

¿quién lloraría por mi?

Si mañana desapareciera,

¿ quién me echaría de menos?

No eres nada. No eres nadie.

Sólo polvo de estrellas, energía que se ha juntado para formar un cuerpo.

Nada especial, nada diferente.

Un sin ser más, que pasa por la tierra sin pena ni gloria.

¿ Qué cambiaría si mañana no estuvieses?

¿ Qué te diferencia del resto?

No te permitas ni un día sin dejar huella.

Ni un solo día sin que alguien sonría por ti.

No dejes que hoy nadie haya agradecido tenerte en su vida.

Ni uno solo sin decir un te quiero.

¿ Qué te hace especial?

¿ Qué te diferencia de un saco de carne y huesos?

No te permitas un día sin un beso.

Ni uno sólo sin un abrazo

No dejes que hoy no cambie algo.

No permitas que todo siga igual.

Ni un solo día sin luchar.

Si son

Si son tus ojos los que me mienten,

no me siento engañada,

pues tus manos todavía me demuestran lo que sienten,

fuego intenso como una llamarada.

Si son tus labios los que me tientan,

bajo mi escudo para que entres,

muerdas mi alma y veas lo que mis venas cuentan.

Quizás así, al final, me encuentres.

Si son tus manos las que me acarician,

dejo mis miedos a un lado,

y muerdo la manzana de tu pecado.

Si son tus ganas las que me provocan,

me dejo llevar por tu boca,

Navegando en ella para volverme loca.

Quizás asi, al final, me busques.

Si son tus sonrisas las que me salvan,

abro mi pecho para que sientas

como mi corazón late con fuerza.

Si son tus armas las que me vencen,

te haré vivir las mil y una noches eternas,

y así pedir clemencia entre tus piernas.

Quizás así, al final, me quieras.